Mercado de la construcción, congelar los costos.

BARRIO.
Noticias.
Frente a la suba de los precios de los materiales, los planes de acopio que ofrecen algunos corralones ayudan a mantener parte del costo de la obra.
Toda la actualidad del barrio
Mercado de la construcción, congelar los costos.   
Compartir





Relacionadas

Más+




23/4/14

En la mayoría de los proyectos para viviendas, el costo de la obra se divide casi en partes iguales entre jornales y materiales. Mientras que el flujo de pagos de la mano de obra se va desagotando quincena a quincena y su alcance queda pautado anualmente (ver Paritarias...), la evolución del precio de los materiales está sujeta a los vaivenes de las expectativas de inflación. En un escenario como el actual, los especialistas recomiendan acopiar materiales, en particular aquellos involucrados en la obra húmeda, ya que suelen ser los items más abultados. Y, a modo de recaudo, la constructora puede tomar un seguro de anticipo financiero que cubra el monto del acopio.

El dinero fresco entregado al corralón no solo mantiene fijos los precios de lista sino que permite conseguir descuentos extra de hasta un 25% según el monto involucrado.

Además del dinero en juego, en las condiciones del acopio influyen también el tamaño de la obra y su ubicación. Todos los corralones con planes de acopio vigentes consultados por ARQ se manejan con propuestas “a medida”.

A modo de ejemplo, Homax plantea una bonificación de entre el 21 al 25% en los precios de lista para acopios a partir de 500 mil pesos. Y el plazo para requerir la entrega del material en la obra es de seis meses. Si para entonces no se hubiera alcanzado a agotar el monto fijado, el corralón renegocia una nueva lista de precios, donde el incremento (si lo hubiera) dependería del saldo del acopio no retirado.

El corralón Matyser, con base en Paternal, propone una lista de descuentos por acopio discriminada por tipo de material (bolsas, áridos, ladrillos huecos, barras de hierro y otros) que parte del 7% para montos menores a 50 mil pesos y llega al 18 % para más de 400 mil pesos.

Los proveedores manejan una lista básica de materiales gruesos que no incluye, por ejemplo, construcción en seco, revestimientos ni sanitarios. Por eso, al momento de cerrar el trato, se debe aclarar qué materiales se van a retirar de manera de incluirlos en la lista de acopio. Usualmente, al cerrar el acuerdo, se imprimen y firman dos copias de esa lista.

Maipú Materiales apunta a captar obras del plan Pro.Cre.ar ofreciendo una ampliación del vencimiento del acopio aprovechando que el mismo crédito es el que marca el ritmo de la construcción. Y ofrecen promociones para los barrios cerrados de la zona (seis pagos sin interés con tarjeta y entregas sin cargo).

En el caso de Fenomix, a los planes de acopio suma una apuesta fuerte: el canje de hormigón y materiales por metros cuadrados de construcción. Este beneficio tiene un alcance de hasta el 30 % del valor total neto de los materiales adquiridos (incluye hormigón elaborado, ladrillo cerámico y bloques de hormigón). Esta modalidad de negociación es para proyectos con más de 2.000 m3 de hormigón (como referencia, el modelo de edificio de viviendas entre medianeras de Cifras tiene 400 m3 de hormigón).

Un beneficio adicional de los corralones es la bonificación de los fletes en un radio cercano.



.