San Lorenzo festejó en La Paternal.

BARRIO.
Noticias.
Superó por 2-0 a Argentinos con goles de Romagnoli y Matos, que marcó por primera vez en su nuevo club. Los de Bauza sumaron su segundo triunfo al hilo. El local está último en los promedios.
San Lorenzo festejó en La Paternal.   
Compartir



Promociones
Más+

Destacadas
Más+




19/2/14

El arranque de 2014 no había sido auspicioso para San Lorenzo, con derrotas en los estrenos en el Torneo Final y en la Copa Libertadores, pero de a poco la mano va cambiando. El equipo de Edgardo Bauza derrotó 1 a 0 como visitante a Argentinos Juniors y encadenó su segundo triunfo, tras la victoria ante Racing. En La Paternal la preocupación en grande, porque el equipo sumó su segunda caída en fila y no puede salir del último puesto de la tabla de promedios.

A priori se esperaba una faena complicada para el campeón. Porque Argentinos, que venía golpeado después de su derrota ante Colón, un rival directo en la pelea por mantener la categoría, suele hacerse fuerte en su cancha y porque el Ciclón llevaba seis encuentros sin triunfos como visitante.

Sin ser brillante, el equipo de Claudio Borghi hizo lo necesario en el primer capítulo para dejar una imagen más sólida. Con la conducción intermitente de Lucas Rodríguez y la amenaza de Leonardo Pisculichi y Lucas Cano, el Bicho fue superior y tuvo las más claras de la etapa. A los 14 minutos, Julio Barraza ganó arriba tras un tiro libre desde la derecha de Pisculichi, pero no pudo darle buena dirección a su cabezazo. Y a los 27 Sergio Vittor remató cruzado sin precisión, Cano alcanzó a interceptar en el punto del penal, pero su remate salió alto.

Lo de Argentinos no fue de alto vuelo, pero la prestación de la visita fue bastante más floja. La ausencia de Ignacio Piatti se sintió, porque Héctor Villalba tuvo muchos problemas en una posición en la que no se sintió cómodo y Leandro Romagnoli no tuvo socios para la generación. Así, para Ángel Correa y Mauro Matos fue una misión casi imposible entrar en juego.

Todo parecía encaminado al cero, pero una maravilla de Correa le dio la apertura al equipo de Edgardo Bauza. A los 42 minutos, el juvenil tiró un taco que desacomodó a la defensa local, giró y fue a buscar la devolución de Villalba, encaró a Pablo Migliore y asistió justo a tiempo a Romagnoli, que no tuvo más que empujarla al arco desguarnecido.

Después del entretiempo, el libreto de Argentinos no cambió. Los de Borghi salieron a buscar el empate con decisión, aunque sin mucha lucidez, y al minuto tuvieron su primera chance: Santiago Nagüel desbordó por la derecha y sacó el centro rasante, Lucas Rodríguez alcanzó a tocar en el segundo palo y el balón salió junto al palo derecho de Sebastián Torrico.

Pero el contragolpe era un alerta que el local no podía desatender. Con espacios, el campeón fue acumulando situaciones para liquidar. Primero Correa dejó a Villalba cara a cara con Migliore, pero el atacante dudó y perdió con el arquero. Luego quien asistió fue Villalba desde la derecha y Matos, en el corazón del área, la tiró por arriba del travesaño. Más tarde, Correa combinó con Juan Ignacio Cavallaro, la defensa de Argentinos se durmió y el exjugador de Unión la punteó demasiado alta ante la salida de Migliore.

Los ingresos de Rodrigo Gómez, por el intrascendente José Carlos Fernández, y Facundo Coria no ofrecieron soluciones para el local, que tampoco pudo sacar provecho del juego aéreo de Hernán Boyero, la otra carta por la que apostó Borghi en el complemento. El arco de Torrico fue quedando cada vez más lejos y la inquietud de los hinchas se hizo evidente.

Para colmo, el contragolpe de San Lorenzo mutó de advertencia a hechos en la enésima estocada. A los 32 minutos Matos la peinó a la salida del círculo central y fue a buscar suerte al área. Correa maniobró, giró y asistió al exdelantero de All Boys, quien sacó un derechazo esquinado que dejó sin respuesta a Migliore.

El golpe desinfló los bríos de Argentinos y levantó aún más la temperatura en las tribunas. donde la sombra del descenso se proyecta cada vez más amenazante. Del lado del Ciclón, en cambio, las sonrisas empiezan a enlazarse, después de un inicio de año gris.



Más+

NOTICIAS DESTACADAS.
Barrio.

Más+
.